Entrevista a Ángel Domínguez, ilustrador nacido en Galdakao, España

Hola Angel, eres un dibujante increíble con mucha creatividad y personalidad. Queremos conocerte más y para entender cómo has llegado hasta aquí, cuéntanos cuándo empezaste a dibujar.

De niño, en un libro de mi padre rellené una "O" con lápiz, sentí que le faltaba algo a la letra. De joven estudié por libre, experimentando con lápiz y pluma, carbón, tinta, acuarela, cera, óleo y en toda clase de papel, y materiales. ¡Pinté hasta en corteza de eucalipto!

Dibujas lo que quieres, animales, monstruos, plantas, etc  y sobre todo a lápiz, mi compañero de toda la vida, creo que la más importante herramienta, la que hace el esqueleto de todos mis trabajos.

Entonces ¿eres autodidacta?

Sí, autodidacta es la palabra.

Dibujaba sin parar, oyendo música también sin parar. Y me iba al monte a pasar largas horas mirando a los insectos y las flores. Siempre que me preguntan sobre si dibujo del natural, contesto que "Cuando se puede, lógicamente" porque una orquídea sí, de hecho tengo muchas en mis cuadernos de campo, pero un martín pescador lanzándose en picado a por un pez... como no tengas unas fotos...

Se aprende con los libros, paseando por la naturaleza, viendo documentales y museos, viajando... como me pasó cuando fui a  Jordania, donde unos bichos voladores se me acercaban hasta la cara. ¡Eran Colibríes! ahí me dí cuenta de que estaba en un país lejano, muy especial.

 

Te define el uso de la acuarela y los detalles que pones en tus dibujos. Cuéntanos tu proceso de trabajo y cuál es tu parte favorita al crear

Si no fuese todo con la prisa que caracteriza el trabajo del ilustrador, seguramente que lo mejor sería el empezar, con la creación de los personajes, con los primeros dibujos a lápiz. Pero tenemos fechas de entrega bastante cortas, así que mi momento favorito es pasar a tinta los dibujos a lápiz o pintar los dibujos que acabo a pluma.

    

También hay que destacar los animales antropomorfos que incorporas en muchos cuentos. Explícanos cómo has encontrado tu estilo

Antropomorfizar animales es algo de lo que creo que hay registros que datan del Paleolítico superior (hace unos 40 mil años). Pero yo tuve en cuenta a los ingleses como Beatrix Potter y Arthur Rackham; es algo tan divertido y creativo que me uní a ello.

Veo que hablas de dos ilustradores ingleses, ¿A qué otros artistas admiras?

Arthur Rackham es mi preferido, al que estudié desde el principio; otros grandes son Edmund Dulac, John Bauer y William Heath Robinson.

Otro magnífico, al que admiro desde mi juventud es Alan Lee, diseñador de los personajes y escenarios de El Señor de los Anillos. Lo conocí en persona hace unos años, un gran amigo, muy humilde y afectuoso.

Y también conocí a Brian Froud, el creador artístico de otra película: El Cristal Oscuro, al que también admiro desde hace tiempo.

Llevas ilustrando muchos años, ¿cuál dirías que fue el momento en que tu carrera despegó?

Con Diario de un Ratón Victoriano, sin duda, porque creo que mi verdadera pasión son los libros de fantasía, y este libro, por ser editado en Inglaterra, creo que fue decisivo. Luego vino Alicia en el País de las Maravillas, editado en Estados Unidos, se agotó la edición y se hizo cantidad de merchandising.

Has publicado libros de éxito por todo el mundo, en el Reino Unido, Estados Unidos, España, Japón, e incluso Jordania. Muchos de los cuales han ganado premios. ¿Tienes preferencia por alguno de ellos o tiene alguno un significado especial para tí?

Diario de un Ratón Victoriano, el primer libro que hice en Inglaterra es el que más me llega al alma, porque me lo encargó Lesley O´Mara, de Michael O´Mara books de Londres cuando aún no era conocido, fue la que apostó por mí y siempre le estaré agradecido a esta dama.

El Regalo del Rey, que ilustré para la Reina Rania de Jordania fue muy importante para mí.

El Libro de la Selva es también otro de mis preferidos, porque siempre me he sentido Mowgli.

Otro importante es indudablemente Alicia en el País de las Maravillas.

Otros dos libros, hechos en 2016 (El Viento en los Sauces) y 2018 (Un Cuento de Navidad), son también mis preferidos en el sentido de que estoy muy orgulloso de los dibujos, ambos editados por Books Illustrated.

 

Aunque eres más conocido por ilustrar cuentos, también te dedicas a la ilustración científica, encargos privados, etc. Veo que estás completamente dedicado a la ilustración, ¿te ves haciendo otra cosa que no sea ilustrar?

No, creo que seré ilustrador hasta el fin. Aunque siempre me ha gustado el cine, el teatro, los payasos, ser actor, sobre todo hacer reír, me hubiese gustado mucho también.

Entrando un poco más en lo personal… Háblanos de tus hobbies, ¿cómo pasas el tiempo libre?

Todo sencillo, paseos por la Naturaleza, que lo hago desde mi niñez, así que ese fue mi primer "hobby".

También veo pelis en la tele, juego con mis gatos, todo disfrutándolo con mi mujer. Pero, por supuesto, que leo todos los libros que puedo e investigo sobre técnicas de ilustración, que son interminables y siempre se aprenden cosas nuevas.

Vives cerca del mar, rodeado de gatos. ¿Qué te llevó a buscar un entorno con la naturaleza tan presente?

Los gatos y el mar inspiran... miles de ideas graciosas con los gatos. Uno de ellos va a ser el protagonista del libro que estoy haciendo ahora.

       

Muchas gracias Angel

 

2019. Entrevista conducida por Laura Fernández